lunes, 19 de noviembre de 2018| Publicaciones  |  Búsqueda
 

lunes, 21 de diciembre de 2015 Artesanas del Pueblo de San Fernando: Cuando las manos hablan

Regional

Conocimos el trabajo de mujeres cuyo trabajo ya es una tradición en Copiapó.

Las Artesanas del Pueblo de San Fernando.

Comenzaron tímidamente instalándose en la Placilla Morales a mediados de los años 90 para ofrecer sus productos artesanales y almuerzos, sin embargo rápidamente su trabajo fue haciendo eco en la comunidad reconociéndolas como las Artesanas del Pueblo. Años más tarde fueron trasladadas al lugar que las alberga hoy y en donde se puede disfrutar de comidas típicas, creaciones hechas a mano, productos de repostería y un sinnúmero de artículos que ya tienen su sello propio.


En Atacama Viva conocimos la historia de las Artesanas del Pueblo de San Fernando, de la mano de una de sus primeras integrantes y de su actual presidenta, una de las más jóvenes del grupo.

Su ubicación actual entre los callejones Zorraindo y Torreblanca en Copiapó.

LOS ALBORES DE UN TRABAJO ENTRAÑABLE

Irma Gómez es una de las primeras artesanas que tuvo el Pueblo de San Fernando. Ella, junto a cerca de veinte mujeres, comenzaron a presentar sus trabajos en artesanías, sus comidas y todo lo que sirviera para ofrecer productos típicos de este añorable sector de Copiapó, por allá a mediados de los años 90 en la Placilla Morales, un lugar que permanece hasta el día de hoy como todo un ícono dentro del Pueblo de San Fernando.


“Yo recuerdo que antes cada una llevaba una mesa y una silla de su casa y se ponía alrededor de la Placilla a vender sus artesanías, algunas llevaban almuerzos para vender, churrascas, mote con huesillo, pan amasado y en general todo lo que sabían hacer. También algunas hacían trueques especialmente quienes llevaban plantas”, explica esta artesana.


Irma recuerda que siempre se ha dedicado a la artesanía, y que en ese tiempo realizaba trabajos en cartonaje y muñecas.

 
Posteriormente, el trabajo de este grupo de copiapinas se viralizó tanto en la comunidad que llegó a los oídos del alcalde local del momento, quien dispuso de stands para que ofrecieran de mejor forma sus productos.


“El alcalde nos mandó a hacer unos puestos que eran muy rústicos en madera y con estera en el techo, eran pequeños, pero los puestos se veían muy mononos. Ahí estuvimos por harto tiempo, pero no todos los días, sino que en ocasiones, y nos turnábamos para quedarnos a vender las cosas de todas, luego atendimos ya todos los días”, recuerda Irma.


Las integrantes de este grupo eran inicialmente vecinas del sector de Placilla Morales, Los Pintores y los alrededores, todas dueñas de casa que ocupaban sus tiempos libres en vender sus creaciones artesanales.


Más tarde, cerca del 2002 se trasladan al lugar que las alberga hoy en calle Los Carrera entre los callejones Rafael Zorraindo y Rafael Torreblanca, y en donde Irma recuerda que vivió momentos inolvidables.


“Antes era todo de tierra, pero era muy lindo porque una vez al mes hacíamos una tertulia en donde hacíamos churrascas, sopaipillas, pebre, picarones, ensaladas a la chilena, cazuela, pollo con arroz, y todo se vendía, se llenaba de gente, venían personas a cantar, a tocar guitarra, a contar historias, a tomar vino caliente. Esa época fue muy linda, fue inolvidable además de que todo se hacía en torno a una pérgola que había y era todo más verde”, evoca Gómez.


Son tiempos pasados que se mantienen en la memoria de las artesanas como Irma, una de las primeras de esta agrupación que ha perdurado a lo largo de los años de la mano de nuevas integrantes, de nuevas formas de organizarse y de una nueva infraestructura que les permite exhibir sus creaciones de cara al Copiapó de hoy.

Algunos de los productos artesanales que ofrecen cada fin de semana.

CREACIONES CON SELLO PROPIO

Tejidos, productos de decoración, vestuario, bisutería, accesorios para mujeres y bebés, repostería, licores artesanales, mermeladas, almuerzos típicos son algunas de las creaciones de estas mujeres que definitivamente tienen el arte en sus manos, y quienes hoy cuentan con un lugar mucho más espacioso y cómodo que el de la antigua Placilla Morales.


Un antiguo retén de Carabineros, abandonado fue el que estas mujeres solicitaron ya hace algunos años en comodato al alcalde de turno, y cuyo espacio fue remodelado y mejorado para las artesanas. Hoy es el lugar que las alberga y que abren al público todos los fines de semana. Allí cada una tiene su stand, mucho más amplio que el que tenían en Placilla Morales y que les da la oportunidad, incluso, de compartir con otras artesanas de Copiapó cuando se organizan para invitarlas a que expongan sus productos.


Hoy si bien hay menos mujeres que las de un inicio - pues hay algunas que han fallecido o ya se encuentran aquejadas de salud – las Artesanas del Pueblo de San Fernando se han mantenido al alero de una comunidad que las reconoce, y a que con el paso de los años se han incorporado nuevas socias. Una de ellas es la actual presidenta, Cindy Chirino, una de las más jóvenes del grupo.


Cindy nos cuenta que si bien han mantenido su agrupación por todos estos años y abierto sus puertas a artesanas de otros sectores e incluso a la Junta de Vecinos del sector, que utiliza su recinto como sede para sus reuniones, ha sido escasa la ayuda externa que han tenido.


“Nosotros nos financiamos con nuestros propios aportes. Cuando invitamos a artesanas externas que les cobramos mil 500 pesos y la primera semana de cada mes cobramos 3 mil por día y eso nos sirve para financiar la luz, el agua, a lo que se suman los dos mil pesos que pagamos mensualmente cada socia”, explica Chirino.


Y es gracias a su trabajo y a su poder de organización que en oportunidades se han adjudicado proyectos que les han permitido equiparse con computadores, refrigerador, equipos de parlantes, micrófonos, entre otras cosas. Sin embargo, un elemento las preocupa, pues en reiteradas ocasiones han sido víctimas de robo quedando sin varias de sus pertenencias. A eso se suma lo que sufrieron con el aluvión que les llenó de barro la casa que las alberga y cuya limpieza efectuaron por sus propios medios y con la ayuda de una máquina que dispuso una empresa minera de la zona.


Los daños provocados por el aluvión les llevaron a elevar una carta al actual alcalde para solicitar ayuda por un monto de 3 millones de pesos, pero aún no logran contar con el aporte, pese a las reiteradas visitas que el edil ha realizado a su recinto.

Vista del lugar que las alberga y en donde exponen sus productos.

LA ARTESANÍA COMO SELLO DEL PUEBLO

No cabe duda que con el paso de los años las Artesanas del Pueblo de San Fernando se han convertido en un ícono dentro de la historia de este importante sector de Copiapó.


Pese a que dicen que la ayuda ha sido poca, tanto de las autoridades como de la propia comunidad para fortalecer su agrupación, su ímpetu por mantener esta tradición se mantiene firme, especialmente por la exclusividad de sus trabajos.


Pero ¿Cómo crees que les ve la gente de Copiapó?, le preguntamos a la presidenta Cindy Chirino. “Como un ícono del trabajo hecho a mano, porque hoy hay mucha artesanía que no es ciento por ciento artesanal y el valor agregado de las Artesanas del Pueblo es que todo es hecho a mano, son cosas diferentes, regalos personalizados. Acá hay trabajos en crochet, beyón, almuerzos típicos para servir y llevar, comida casera, cazuela con gallina de campo, guatitas, porotos, empanadas y todo con un sentido de aportar a la gente de la zona.”


Y precisamente ese es el sentido de estas mujeres, pues pese a lo que les ha costado financiarse y postular a proyectos - los que generalmente requieren de un cofinanciamiento que les es complejo obtener – saben que trabajando unidas y con una política de puertas abiertas hacia la comunidad pueden seguir aportando a la comunidad y ayudando a nuevas artesanas que deseen seguir sus pasos.


En este sentido, Chirino nos adelantó que en marzo del próximo esperan abrir nuevas postulaciones a las Artesanas de Copiapó, poniendo énfasis en que sean mujeres del Pueblo de San Fernando, para que puedan incorporarse como socias estables con todo lo que ello implica desde el punto de vista de los derechos y deberes que las rigen.

Por otra parte, Cindy nos explica que dentro del rol social que cumplen es muy importante el apoyo que dan no sólo a las personas que se dedican a la artesanía. “Hay muchas dueñas de casa que hacen cosas maravillosas y que no tiene la posibilidad de arrendar un local o algo, porque es mucho más costoso, entonces nosotras acá más que ver por lado del lucro, les damos la posibilidad de que, previa entrevista con nosotras, pueda pagar mil 500 pesos el día y exponer sus trabajos, con eso no sólo esto acá se ve más lindo, sino que también estamos haciendo que venga más gente”.


Y agrega que “mi idea como presidenta es que la gente en vez de ir a comprar al Mall diga vamos para allá mejor, es decir cambiarles el switch, aunque sabemos que la competencia nuestra son las 12 cuotas precio contado o las tarjetas de crédito, pero nuestros precios no son elevados y más bien se llevan algo que es irrepetible y que cuenta con el sello de nuestras artesanas”.


Finalmente, con todo este trabajo que desarrollan las Artesanas del Pueblo de San Fernando lideradas por su presidenta, Cindy Chirino, es necesario valorar como copiapinos una tradición que ya es de acá y que ha marcado a tantas generaciones de San Fernandinos con trabajos únicos, inéditos y que nacen de manos que realmente nos hablan con cada una de sus creaciones.

Por María José Aguirre Bórquez

Comentarios

Comentar
 Estamos esperando sus comentarios...




Contenidos Relacionados
 

Pasos nocturnos en el cementerio

Acompáñanos en este recorrido nocturno por el camposanto de Copiapó.

Eras eso de las 10 de la noche cuando el guía se hizo presente en el Cementerio General de Copiapó....

Javiera Véliz Fajardo: “Para mí el cine es todo, es mi vida, no me hallaría haciendo otra cosa”

Conocimos a esta copiapina que ganó el concurso de Pitching en el Festival de Cine Copiapó – Atacama 2016

De los más de 15 audiovisualistas de Atacama que postularon al premio que entregó en su jornada de clausura el Fecica 2016, el documental de Javiera Véliz Fajardo, denominado “Vivir allí no es el infierno es el fuego del desierto, la plenitud de la vida que quedó allí como un árbol”, fue el ganador....

Pascual Castro Godoy: el “general” de los bailes chinos de la Candelaria

Conozca el pensamiento de un hombre ligado la tradición religiosa atacameña.

La Candelaria es la principal fiesta religiosa de nuestra región de Atacama, en la cual se congregan cerca de 80 mil fieles por año, y donde se realizan atractivos y variados bailes de asociaciones conocidas como los "Chinos de la Candelaria"....

Daniel Llorente, presidente de CORPROA: “Discurso descentralizador del gobierno no se condice con la realidad que muestra Atacama”

El líder del empresariado regional emplazó a revertir actual panorama

La publicación del Reglamento que indica que el Boletín Oficial de Minería será, a partir del 1 de julio de 2016, un “suplemento especial” del Diario Oficial y que, en definitiva, determinará que éste servicio -de gran impacto sobre todo en la pequeña minería de Atacama- deje de ser publicado por el diario Regional Chañarcillo, no fue bien recibido al interior de la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama....

Cuando el culto y el éxtasis estallan en la "Candelaria"

Con Atacama Viva conoce este agudo reportaje vivencial sobre la festividad.

Tengo recuerdos de treinta “candelarias” atrás, cuando con mi madre visitábamos los puestos comerciales y ella me tomaba fuerte de la mano para que no se perdiera su hijito querido, su niñito amado; su amor del alma....

Calendario de Publicaciones
 
<noviembre de 2018>
domlunmarmiéjueviesáb
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829301
2345678
 
Nuestra Revista

Atacama Viva, Revista online especializada en actualidad de nuestra región...

Leer Más »
Columna Activa

Envíanos tu artículo personal para su publicación a:

Publicaciones Atacama Viva